Sí, todos los sentimientos están presentes en los perros.

Ellos pueden manifestarlo de muchas maneras, como quedándose echados y no queriendo jugar,
dejando de comer, aullando o bajando sus orejas.

Comentarios